Qué son los riesgos profesionales

Dentro de nuestro Máster enciclopédico en prevención de riesgos laborales definimos como riesgo profesional la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño durante la realización de su trabajo o por derivación de éste.

Para calificar la gravedad del riesgo se valora conjuntamente la probabilidad de que se produzca el daño y su severidad o magnitud. Por ejemplo: si un trabajador transita a través de tablones sin protección alguna a un metro de altura, existe una probabilidad mayor o menor de que se caiga, pero no necesariamente de que se produzca un daño grave. Este mismo caso a 20 metros de altura supone un riesgo de alta gravedad.

Son daños derivados del trabajo las alteraciones de la salud o las lesiones producidas con motivo u ocasión del mismo y, en términos comunes, hablaríamos de enfermedades, patologías o accidentes laborales de acuerdo a como se definen en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

El riesgo profesional lo produce cualquier agente susceptible de romper el equilibrio físico, mental o social del trabajador. En el Máster enciclopédico en prevención de riesgos laborales tratamos siempre de minimizar en la medida de lo posible los riesgos, enseñando a nuestros alumnos de una manera teórico – práctica a minimizarlos. La formación constituye la primera medida de prevención.

Se convierte en Riesgo de accidente laboral, cuando el posible daño es una lesión producida de inmediato, al actuar un agente peligroso, y puede desencadenarse por la acción de uno o varios factores de riesgo.

Dentro de nuestro Máster enciclopédico en prevención de riesgos laborales enseñamos a nuestros alumnos a distinguir los riesgos basándonos en el momento de producción de los daños:

Riesgos de efectos inmediatos.

Se trata de daños que se producen nada más desencadenarse el suceso que los causa, pudiendo evolucionar, a partir de este momento, hacia un agravamiento o una mejoría. Este sería el caso de una perforación de tímpano por la exposición a un ruido de impacto, o la ceguera debida a la salpicadura de un líquido corrosivo. Entrarían dentro del apartado de Accidentes laborales.

Riesgos de efectos diferidos.

Se trata de aquellos efectos provocados por la exposición continuada o repetida a uno o más agentes ambientales que suponen la posibilidad de sufrir alteraciones en el transcurso de días, meses o años. Muchas enfermedades profesionales se producen por estos efectos, en cuyo caso se denominan efectos crónicos. Sería el caso de las perdidas auditivas por la exposición continuada a ruidos ambientales; los cánceres por exposición a radiaciones, la silicosis, etc. Generalmente pertenecen al cuadro de Enfermedades Profesionales.

Contáctenos

Nombre
Apellido
Ciudad
País
Teléfono
E-mail
Mensaje